Archive | Bollos & Panes RSS feed for this section

Menú de Exámenes I: Piadina con Pavo

25 Ago

 

Cada vez estoy más convencida de que la comida rápida es la mejor de las opciones tanto si se tiene prisa como si no. Y si está hecha en casa, claro. Unos pimientos escalivados, unas sardinillas y una tostada… Mmmmh.
Hay un lugar en Barcelona llamado Central Café a donde iba a menudo a comer cuando no tenía tiempo de ir a casa. No hay menús y los platos que se sirven acostumbran a ser siempre los mismos, lo bueno es que son muy variados entre sí y no aburren. La comida es más bien rápida, sencilla pero original y además buenísima -si lo que se busca es comer bien sin grandes exigencias-. De entre todos sus bocadillos (a base distintos tipos de pan sin ser ninguno el convencional) uno de los que más llegó a obsesionarme fue el denominado Turkey.
Hará unas semanas se me pasó por la cabeza intentar reproducirlo en casa, y la verdad, no puedo quejarme. Queda delicioso. El pan que me decidí a emplear fue la piadina, un tipo de pan plano de origen italiano hecho a partir de una masa sencilla y rapidísima  (si ya lo dije:  fast, fast) que admite múltiples combinaciones para acompañar; encuentro que es el pan que más se asemeja al que emplean para hacer el Turkey.
Tras investigar un  poco por la red, he optado por la receta propuesta en amiloquemegustaescocinar.com. Riquísima.
Ahí va,
Ingredientes
 
Masa:
  • 500 gr harina
  • 220 gr de leche
  • 100 gr de margarina (también puede ser mantequilla)
  • 15 gr levadura polvo
  • una cucharadita de sal

Relleno (no pongo las cantidades, porque al tratarse de un sandwich dependerá de cuántos hagais):

  • Tomates
  • Pechuga de pavo
  • Lonchas de queso
  • Espinacas (yo el día de las fotos no tenía)
  • Orégano para espolvorear

Preparación:

Primero nos centraremos en la masa. Pondremos la harina en un cuenco con la levadura y la cucharadita de sal y mezclaremos. Abriremos un hueco en el centro y añadiremos la margarina cortada en trocitos y la leche templada, para acabar mezclando bien y amasar el rato suficiente hasta consegir una masa homogénea que no se pegue. Conseguida la masa, le damos forma de bola y la dejamos reposar 1 hora cubierta con un trapo húmedo. 

 

Mezcla de la masa

 Transucurrida la espera, la amasamos otro poco más y la dividimos en 6 bolas. Extenderemos cada una de estas bolas en forma de círculo de unos 4 mm de grosor, con ayuda del rodillo de cocina. Hechos los círculos, calentamos una sartén -sin de aceite- y vamos cociendo a fuego lento uno a uno los discos pinchando con un tenedor  para que se cueza bien por dentro. A mí particularmente la masa me gusta muy hecha pero no tostada, así que va por gustos y habrá que ir probando el grado de cocción que prefiramos.

Una vez hechas las cortamos por la mitad o en cuatro trozos, y dejamos enfríar sobre una rejilla metálica para que el vapor que desprendan no las ablande.

 Mientras se enfrían vamos a lo que vamos. Salteamos las espinacas (lavadas y cortadas) en una sartén durante un ratito, la idea es que queden como pochaditas.  Cortamos los tomates en rodajas y los pasamos por una sartén con un pelín de aceite. Han de quedar semihechos o hechos pero no chamuscados (aunque para gustos…). Los depositamos en un plato con una servilleta absorbente. También el queso lo pasaremos por sartén con la intención de fundirlo un poco pero justo antes de servirlo para que no se nos enfríe mucho.

Cogemos las piadinas y montamos con los tomates, las espinacas, el queso (recién fundido) y la pechuga de pavo. Finalmente espolvorearemos un poco de orégano seco por encima que le dará ese puntito que tan bien queda.

!!!!!!

Bases para Pizza

17 Jul

Ahora que por fin he logrado terminar con mi mudanza de blog y estoy del todo asentada en Crêpes aux Champignons, puedo reiniciar mis andaduras por el mundo de las cocinitas. En todo este tiempo he probado hacer varias cosillas y tengo otras tantas pendientes. Muchas, a decir verdad!

Pero hoy me centraré en una muy sencilla y básica (nunca mejor dicho), las bases de pizza. Cada vez procuro comprar menos cosas prefabricadas e intento hacerlas yo, en este sentido internet ha sido una gran ayuda pues, quién me hubiera dicho que es posible hacer cubitos de caldo vegetal en casa! 

Foto extraída de infonews.co.nz

Hasta no hace mucho tenía la costumbre de comprar pizzas precocinadas, más tarde pasé a comprar sólo la masa y a día de hoy ya  he optado por hacer mi propia masa y congelarla si en necesario, para ganar tiempo la próxima vez que me apetezca pizza de nuevo. Y la verdad, no hay ni punto de comparación… Es mucho más rica y tierna. Y sencilla de hacer! Como decía, internet es un buen aliado para estas cosas, pero siempre que puedo tiro de un buen libro de cocina, me gustan las cosas tradicionales cuando de cocinar se trata. Y es precisamente de uno relacionado con la comida biológica de dónde he sacado esta receta de masa esponjosa y con miguita, cómo a mí me gusta!

Ingredientes (4 personas):

  • 3 tazas de harina y un poco más para espolvorear
  • 1 sobre de levadura seca instantánea (7 gr)
  • 1 cucharadita sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 taza de agua tibia

Preparación:

  1. Mezclamos en un cuenco la harina con la levadura y la sal. Hacemos un hueco en el centro y vertemos el aceite y la cantidad de agua necesaria para formar una masa suave.
  2. Amasamos durante 5 minutos sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada.
  3. Formamos un bola con la masa y lo depositamos en otro cuenco untado con un poco de aceite. Lo cubrimos con un film transparente o un paño húmedo y dejemos que repose 30 minutos hasta que doble su tamaño.
  4. Transcurrido el tiempo trabajamos la masa otros 2 o 3 minutos. Es posible que necesite de un poco más de harina (pero sin pasarse!) pues es importante que no se nos pegue.
  5. Extendemos la masa en forma de círculo o rectángulo de unos 5 mm de grosor.
  6. Añadimos por encima los ingredientes que nos apetezcan, y metemos en el horno precalentado a una temperatura de 200º durante unos 25 minutos (el tiempo variará según el horno).

Pan de Nueces y Pasas

16 Jul

 

Y aquí va una receta muy sencilla, riquísima. De mis prefereidas: el pan de nueces y pasas. Hay que tener en cuenta que existen muchísmas variantes y modos de elaborar esta misma idea, aquí dejo la que hasta ahora he puesto más en práctica con mejores resultados.

Ingredientes necesarios:

  • 100 gr mantequilla
  • 1 huevo
  • 150 ml leche
  • 2 cucharaditas levadura
  • 425 gr harina blanca
  • 75 gr azúcar extrafino
  • 75 gr pasas
  • 50 gr avellanas o nueces troceadas
  • Un poco de sal
  • 1 y 1/2 cucharadita de canela
  • Azúcar glasé para espolvorear.

Manos a la masa!:

  1. Derretir los 100 gr de mantequilla y una vez tibio mezclar con el huevo y la leche.
  2. En un bol aparte mezclar la levadura, la harina, la canela, el azúcar y añadir el líquido del punto 1. Tras diez minutos amasando, colocar en un bol aceitado y cubrir con papel de cocina adherente. Dejar reposar la masa entre 1 y 2 horas hasta que su tamaño se doble.
  3. Pasadas las dos horas poner la masa en una superficie enharinada y amasarla bien junto a las pasas. De nuevo dejarla reposar 10 minutos, esta vez cubierta con una tela.
  4. Extender la masa y darle forma de rectángulo con ayuda de las manos y un rodillo. Esparcir por encima las nueces troceadas y envolver la masa despacio.*
  5. Untaremos un molde rectangular (de unos 33cm de largo) con mantequilla y colocaremos la masa con la doblez hacia arriba. A continuación la cubriremos con papel transparente y la dejaremos reposar 45 minutos.
  6. Tras precalentar el horno, introduciremos el pan a 200ºC y hornearemos durante 45 minutos aproximadamente.
  7. Finalmente, una vez cocido, sacaremos el pan del molde, lo colocaremos en una fuente y tras espolvorearlo con azúcar glasé lo dejaremos enfriar.

Bon appètit!

*En el paso 4, antes de poner las nueces podemos esparcir también chocolate fundido, y entonces añadir las nueces troceadas y enrollar. Delicioso!

Buñuelos de Naranja

14 Jul

Ideal para una merienda amable de domingo. Rápido, fácil y rico.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 3 huevos frescos
  • 1 yogur
  • 200 gr de harina
  • 1 naranja
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • aceite para freír
  • azúcar para rebozar
  • una pizca de sal

Preparación:

1. Lavamos cuidadosamente la naranja frotándola con un cepillo; la cortamos a trocitos y la pasamos por la trituradora.
2. Ponemos en un bol la naranja triturada y la batimos con el yogur, los huevos y el aceite.
3. Añadimos la harina mezclada con la levadura y la pizca de sal. Procuramos mezclar bien.
4. Ponemos a calentar aceite abundante en una sartén.
5. Con ayuda de una cuchara iremos echando la pasta en el aceite. Hay que ir con cuidado porque los buñuelos se doran rápidamente.
6. Pasamos los buñuelos ya dorados y aún calientes por un plato de azúcar (es recomendable haberlos pasado antes por una servilleta de papel de cocina para que absorba el aceite!), y los sacudimos un poco para que no cojan mucho azúcar.
Listos para servir!

Bollos de Chelsea

10 Jul
Hoy, es un gran día. Perdón, quise decir: Un Gran Día. He elaborado por primera vez esta receta y ha quedado riquíiiiiisima. Tierna, dulce, suave, esponjosa… Para mí, la prueba de fuego de todo bollo, bizcocho y parientes es que combinen bien con el té. Y los bollos de Chelsea, sin duda alguna, son aptos, muy aptos. Y quien dice té, dice café (mmmmmh, un espresso con nata acompañado de uno de estos bollitos, por dios!..). Con el delantal aún puesto, y miel y harina todavía en las manos, paso a teclear los pasos de la elaboración de esta deliciosa creación británica.

Ingredientes (para 12 bollos):

= 225 gr harina de fuerza blanca (yo he empleado harina blanda, y lo he notado mucho al amasar -no sostiene tan bien tanta cantidad de mantequilla-. Es desde luego más aconsejable usar una de fuerza).
= 1/2 cucharadita de sal.
= 55 gr de mantequilla a dados.
= 1 1/2 cucharadita de levadura seca de panadería (la que viene granulada en sobres).
= 25 gr azúcar blanquilla.
= 55 gr azúcar moreno.
= 1 huevo grande ligeramente batido.
= 100 ml de leche templada.
= 85 gr pasas de corinto.
= 55 gr pasas sultanas.
= 1 1/2 cucharadita de canela molida
= 2 cucharadas de miel clara (para glasearla).

Preparación:
 
1. Untaremos con mantequilla un molde cuadrado o rectanugular y lo reservaremos. En un cuenco tamizaremos la harina y la sal y masaremos con 25 gr de mantequilla. Mezclaremos con la levadura y el azúcar. A esta mezcla le practicaremos un hueco en el centro y agregaremos el huevo batido. Mezclaremos bien con una cuchara de madera y poco a poco iremos vertiendo la leche templada.

2. Una vez conseguida una buena mezcla, colocaremos la masa sobre la superficie de trabajo, previamente espolvoreada de harina, y amasaremos hasta que adquiera una textura homogénea. Formaremos una bola, la colocaremos en un bol ligeramente aceitado y tras taparlo, lo dejaremos reposar en un lugar caliente para que leve. Esperaremos hasta que haya doblado su tamaño.

3. Pasado el tiempo, rompemos la masa (es decir, le hundimos el puño para romper la fermentación, de este modo, de cara a la segunda fermentación la masa será más esponjosa y subirá más rápido), y la extendemos con el rodillo formando un rectángulo de unos 30×20 cm. Derretiremos el resto de la mantequilla y pintaremos con ella la masa.

4. Esparciremos los frutos secos, el azúcar moreno y la canela sobre la masa. Cabe la posibilidad de macerar previamente las pasas en ron y aportarle así un toque intenso final.

5. Ya esparcidos los ingredientes del paso 4, enrollaremos la masa empezando por una de las partes largas. La enrollaremos de forma estrecha como si de un brazo gitano de tratase. Una vez enrollada, la cortaremos en 12 porciones iguales y las colocaremos en el molde con el lado cortado hacia arriba. Cubriremos con un trapo y dejaremos levar por segunda vez en un lugar cálido hasta que hayan doblado su tamaño. Mientras, calentaremos el horno a 190ºC para tenerlo listo.

6. Hornearemos los bollos durante 25-30 minutos. Transucurrido este tiempo, los retiraremos del horno y aún calientes los pintaremos con miel. Finalmente dejaremos que se enfrien.

Ya sólo queda comprobar como tras el primer bocado se nos aflojan las piernas…