Bollos de Chelsea

10 Jul
Hoy, es un gran día. Perdón, quise decir: Un Gran Día. He elaborado por primera vez esta receta y ha quedado riquíiiiiisima. Tierna, dulce, suave, esponjosa… Para mí, la prueba de fuego de todo bollo, bizcocho y parientes es que combinen bien con el té. Y los bollos de Chelsea, sin duda alguna, son aptos, muy aptos. Y quien dice té, dice café (mmmmmh, un espresso con nata acompañado de uno de estos bollitos, por dios!..). Con el delantal aún puesto, y miel y harina todavía en las manos, paso a teclear los pasos de la elaboración de esta deliciosa creación británica.

Ingredientes (para 12 bollos):

= 225 gr harina de fuerza blanca (yo he empleado harina blanda, y lo he notado mucho al amasar -no sostiene tan bien tanta cantidad de mantequilla-. Es desde luego más aconsejable usar una de fuerza).
= 1/2 cucharadita de sal.
= 55 gr de mantequilla a dados.
= 1 1/2 cucharadita de levadura seca de panadería (la que viene granulada en sobres).
= 25 gr azúcar blanquilla.
= 55 gr azúcar moreno.
= 1 huevo grande ligeramente batido.
= 100 ml de leche templada.
= 85 gr pasas de corinto.
= 55 gr pasas sultanas.
= 1 1/2 cucharadita de canela molida
= 2 cucharadas de miel clara (para glasearla).

Preparación:
 
1. Untaremos con mantequilla un molde cuadrado o rectanugular y lo reservaremos. En un cuenco tamizaremos la harina y la sal y masaremos con 25 gr de mantequilla. Mezclaremos con la levadura y el azúcar. A esta mezcla le practicaremos un hueco en el centro y agregaremos el huevo batido. Mezclaremos bien con una cuchara de madera y poco a poco iremos vertiendo la leche templada.

2. Una vez conseguida una buena mezcla, colocaremos la masa sobre la superficie de trabajo, previamente espolvoreada de harina, y amasaremos hasta que adquiera una textura homogénea. Formaremos una bola, la colocaremos en un bol ligeramente aceitado y tras taparlo, lo dejaremos reposar en un lugar caliente para que leve. Esperaremos hasta que haya doblado su tamaño.

3. Pasado el tiempo, rompemos la masa (es decir, le hundimos el puño para romper la fermentación, de este modo, de cara a la segunda fermentación la masa será más esponjosa y subirá más rápido), y la extendemos con el rodillo formando un rectángulo de unos 30×20 cm. Derretiremos el resto de la mantequilla y pintaremos con ella la masa.

4. Esparciremos los frutos secos, el azúcar moreno y la canela sobre la masa. Cabe la posibilidad de macerar previamente las pasas en ron y aportarle así un toque intenso final.

5. Ya esparcidos los ingredientes del paso 4, enrollaremos la masa empezando por una de las partes largas. La enrollaremos de forma estrecha como si de un brazo gitano de tratase. Una vez enrollada, la cortaremos en 12 porciones iguales y las colocaremos en el molde con el lado cortado hacia arriba. Cubriremos con un trapo y dejaremos levar por segunda vez en un lugar cálido hasta que hayan doblado su tamaño. Mientras, calentaremos el horno a 190ºC para tenerlo listo.

6. Hornearemos los bollos durante 25-30 minutos. Transucurrido este tiempo, los retiraremos del horno y aún calientes los pintaremos con miel. Finalmente dejaremos que se enfrien.

Ya sólo queda comprobar como tras el primer bocado se nos aflojan las piernas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s