Archive | marzo, 2010

Pastel Crocante Relleno de Crema

6 Mar
En esta ocasión la tarde de sábado me pedía un bizcocho. Pero un bizcocho con algo especial, así que he pensado “¿cómo de especial?”, pues con personalidad -me he dicho- suave pero con un punto chocante y genuino, y atractivo. Y no, os recuerdo que no estoy hablando del hombre ideal, sino de un bizcocho ¿Cuál ha sido el reultado? Un pastel riquísimo y muy ameno, ideal para meriendas y desayunos, postres y almuerzos. Y ello gracias a indagaciones por la red y a este blog.
El punto chocante lo da su crujiente masa y los traviesos trocitos de almendra que se esparcen por encima. El punto suave la deliciosa crema pastelera con la que se rellena, y su atractivo reside en el azúcar glasé recubierto de filamentos de chocolate negro. Mmmmmh…
Ingredientes
 
Para la base:
  • 300 gr harina  
  • 1 sobre de levadura en polvo para bizcochos
  • 100 gr mantequilla ablandada
  • 100 gr azúcar
  • 1 huevo entero
Para la crema pastelera:
  • 1/2 l de leche
  • 150 gr azúcar
  • 2 yemas de huevo
  • 2 cucharadas de harina o maizena
  • 1 vaina de canela (opcional)
  • ralladura de limón
  • 1 vaina de vainilla (opcional)
Para decorar:
  • Azúcar glasé
  • Almendras troceadas
Elaboración:
1. Batimos la mantequilla con el azúcar y el huevo entero. Una vez conseguida un mezcla más o menos homogénea añadimos poco a poco los 300 gr de harina. Obtendremos una masa suave y algo pegajosa.
La guardaremos en la nevera mientras preparamos la crema.
2. En un cazo ponemos a calentar le leche con la ralladura de limón. Podemos optar también por añadir una vaina de limón y otra de canela como aromatizantes. Lo mantendremos en el fuego hasta que hierva. Mientras tanto batiremos las yemas de huevo (ojo! no tiraremos las claras, nos sirvirán más tarde) con el azúcar y las dos cucharadas de maizena o harina (de este modo lograremos el efecto espesante característico de la crema pastelera).
3. Colaremos la leche para deshacernos de la nata y los aromatizantes. Ya fuera del fuego, verteremos a la leche hervida y colada la mezcla de yemas, azúcar y harina. A continuación volvemos a poner a fueo lento e iremos removiendo con unas barillas a fuego medio hasta que la crema espesa (en unos 15 o 20 minutos comprobaremos como efectivamente la mezcla es mucho más espesa). Dejaremos enfriar la crema pastelera tapada con un film para evitar que aparezcan costras.
4. Sacamos la masa de la nevera, y con 2/3 partes cubrimos la masa de un molde desmoldable. Sobre esta capa verteremos la crema pastelera (enfriada). Habrá que procurar no echar en los bordes y que queda centrada, para evitar así que pueda salirse por los lados.
5. El resto de la masa la extenderemos con un rodillo de cocina hasta que veamos que pueda cubrir facilmente la superfiecie del pastel. Lo cubrimos y juntamos bien los bordes presionando hacia abajo. Pintamos la masa con las claras que nos sobraron y espercimos por encima las almendras troceadas.
6. Metemos en el horno precalentado a 180º durante aproximadamente 50 minutos. Una vez cocida espolvoreamos por encima en azúcar glasé, y con chocolate previamente fundido decoramos con filamentos con la ayuda de una cuchara.
7. La tarta se ha de comer fría, por ello se ha de guardar en la nevera unas 6 horas antes de comer, y así la crema quedará solidificada.
Qué aproveche!